“Sette” e salute. Sanitari spagnoli dichiarano guerra alle “doulas”.

16 Febbraio 2014

Los sanitarios declaran la guerra a las doulas: ¿peligro sanitario, acompañantes, “secta caníbal”?

El Consejo de Colegios de Enfermería presenta un durísimo informe sobre la actividad de las doulas. Las doulas se definen como mujeres que “acompañan a las embarazadas”, pero los sanitarios las acusan de intrusas laborales y riesgo para la salud. Los enfermeros acusan a las autoridades de permitir estás prácticas y demandan que sean perseguidas. Una doula, sobre el informe: “Habrá doulas así, pero no pueden generalizar; nosotras no hacemos nada de lo que dicen”.

D. YAGÜE

“Hace tres años llegó una pareja pidiendo ayuda. Ella estaba dentro de un grupo de una doula. Sufría lesiones psíquicas y físicas, como depresión postaparto impresionante, estaba con mastitis y con desgarro de clítoris. Su familia estaba al borde de la ruptura. Su esposo y su madre querían llevar al bebé al pediatra, pero la doula le decía que no, que su familia ejercía una mala influencia sobre ella. Le dijeron que no llevara al niño a la guardería, que no los trataban bien, le prometieron incluso trabajo para que ella dejara el suyo”. Así relataba la matrona de asistencia primaria de Murcia, Emilia Redondo, el caso que dio origen a la investigación y al informe sobre las doulas que este lunes ha presentado el Consejo de Colegios de Enfermería.
Redondo asegura que esa mujer “tiene miedo” aún hoy, no quiso denunciar y “no quiere ni oír hablar del tema”. “A raíz de aquello empecé a investigar. Conocía el asunto de las doulas, pero no sabía hasta dónde podían llegar”, asegura. ¿Quiénes son las doulas? El término es una palabra griega que significa ‘sirvienta’. Ellas aseguran en sus páginas web que son mujeres, en su mayoría madres, que “acompañan a otras mujeres durante el camino a la maternidad y las decisiones que tiene que tomar”. Sus consejos suelen estar relacionados con la medicina natural, el yoga, el parto en casa, etc. Los sanitarios las acusan de ser un riesgo para la salud, intrusas laborales e incluso una secta, que desinforman  a las mujeres embarazadas, muchas veces, en su estado, “débiles y con miedo al parto”.

La denuncia de los sanitarios

“Es una situación inaudita; suponen un gravísimo riesgo para la salud, para la vida y lo son en connivencia con las autoridades”, asegura Máximo González Jurado, presidente del Consejo de Colegios Oficiales de Enfermería de España. “Llegan a fomentar el canibalismo (placentofagia) en el Estado español. Parece increíble que esto ocurra en el siglo XXI, en España, que presume de tener la séptima mejor sanidad del mundo”, afirma tajante. Estos son los principales pilares de su acusación.

“La doula no existe legalmente en España y la UE”

“No son profesionales sanitarios, legalmente, y la actividad como tal que desempeñan no está regulada” en ningún país (en Holanda sí están regulados, pero con muchas menos atribuciones de las que se atribuyen en España, según los denunciantes). Por lo tanto, no tienen seguro y sus pacientes quedan sin amparo legal. Según el equipo del estudio, es una figura más propia de “países en vías de desarrollo”.
Según el informe del Consejo de Colegios de Enfermería, en España se han “localizado” 547 doulas, de las cuales sólo 4 son enfermeras y una matrona. Entre otras cosas, hay monitoras de artes marciales, cantantes, bailarinas, periodistas, etc. Por todo ello, critican que en el documento de Sanidad, Estrategia de atención al parto normal en el sistema Nacional de Salud incluya a las doulas como “personal sanitario” equivalentes a las “parteras y enfermeras”.

“Un negocio lucrativo y fraudulento”

“Para hacerse doula hacen cursillos de 10 semanas, impartidos por un precio de unos 1.500 euros y que adjudica un título falso e ilegal (…). Son impartidos por otras doulas, sacerdotisas, profesores de yoga”, reza el informe, que lo contrapone a los cuatro años de estudios más dos de especialización de las matronas.
Del mismo modo, explica el informe que cada douda fija sus tarifas, aunque la media ronda los “1.200 euros por un servicio completo y hasta 500 euros el parto”. “No están reconocidos en el Impuesto de Actividades Económicas y por tanto forman parte de la economía sumergida”. Emilia Redondo y Rosa Isabel Molina, otra matrona que lleva investigando para la elaboración de este informe, aseguran que fomentan que las mujeres den a luz en casa, pero “que si quieren ir al hospital y que les acompañe, que no digan que es una doula, sino una amiga”. Además, insisten en que “cobran en negro”. “También hay sanitarios y enfermeros que han montado chiringuitos para lucrarse con este fenómeno”, asegura González Jurado, “con vergüenza”, asegurando que hay matronas que colaboran con ellas y las forman.

“Actuación que pone en peligro la vida de la madre y de su hijo

Aseguran los sanitarios y matronas que la falta de preparación sanitaria de estas mujeres pone en riesgo a sus “acompañadas”. Su información poco fiable puede provocar que no se detecten hemorragias, hipoxia, sepsis, entre otros problemas, o que no se trate correctamente un parto en el que el niño va de nalgas, por ejemplo. Asuntos que, en palabras de la matronas, en algunos casos pueden acabar con la muerte de la madre o del hijo. Del mismo modo, citan al documento de la Misión Interministerial de Vigilancia y Lucha contras las desviaciones Sectarias del Gobierno francés, que en su informe de 2006 incluían a las doulas, como grupos “a menudo propensos a apoyar redes de oposición a la medicina convencional (…), rechazo a la vacunación obligatoria (…), invadir las competencias de profesionales de la salud (…), cuyas intervenciones pueden revelarse peligrosas para la madre y el niño en ciertos aspectos.

“Ritos sectarios y contrarios a la salud pública”

Las acusaciones más espectaculares (canibalismo, incluido) viene dadas, en este informe, por textos de las propias doulas en Internet o del trabajo  de investigación de las matronas pertenecientes al equipo que ha realizado el informe, que haciéndose pasar por mujeres embarazadas, se han puesto en contacto con doulas para desenmasacararlas y denunciar sus peligros.  Y entre esas prácticas “más propias de la Edad Media”, se encuentran el “alentar a la mujer para que se coma su propia placenta” (a veces cocinadas, con “recetas” o, lo más habitual, como “batido”), “encapsular la placenta” para tomarla más adelante, la quema del cordón umbilical o el conocido como “nacimiento lotus”, que deja sin cortar dicho cordón hasta que se desprende de forma natural, a los entre tres y diez días después del parto. En cualquier caso,  la matrona Rosa Isabel Molina matizaba que “no todas las doulas hacen esto, pero todas las que lo hacen son doulas”.

¿Y qué dicen las doulas?

Este informe ha caído como un jarro de agua fría en las autodenominadas doulas. “Ese informe dice cosas muy muy graves y no sé de dónde se sacan esa información. A nosotros nadie nos ha contactado para preguntarnos cosas concretamente”, explica Ruth Cañadas, una doula que ejerce su labor en la Comunidad de Madrid. “Las doulas no hacemos nada de eso que dicen: acompañamos a la madre en sus decisiones. Si la madre quiere comerse la placenta, yo no se la voy a preparar. Nosotros damos información basada en la evidencia científica, basadas en las recomendaciones de la OMS… Jamás diría a una mujer que no haga caso a su matrona, de hecho siempre digo que es su profesional sanitario de referencia”, asegura.

“Actualmente en España la doula no es una profesión regularizada. Yo no comento ninguna irregularidad, porque estoy regularizada como autónoma (bajo el epígrafe de acupuntores, naturópatas y otros), me agarro a lo que hay, intento ser legal”, explica a la que vez que reclama que el sistema debe “modernizarse”. Sin embargo, desmiente tajantemente algunas de las acusaciones del informe. “Tenemos código ético y para las cuestiones sanitarias derivamos a las mujeres a los pediatras, las matronas, etc. Nosotras no somos personal sanitario. Lo que dicen es una acusación gravísima”. “Me ha llegado informaciones de doulas que se extralimitan. Entiendo el malestar de las matronas y las enfermeras porque hay casos en los se han extralimitado y han puesto en peligro a la gente, por ejemplo, atendiendo a una mujer ellas solas. Hay doulas así, pero no se puede generalizar de ese modo porque no es real. También habrá matronas y matronas, la mayoría son maravillosas, pero otras no”, explica. Una guerra en ciernes Hasta ahora matronas y doudas habían chocado, sobre todo, en Internet en foros y páginas web, donde ya había debatido y, en ocasiones, intercambiado insultos y acusaciones graves. A pesar de que hay constancia de quejas contra doulas, de momento las víctimas, en general, no quieren hablar por miedo o vergüenza.  El Consejo de Colegios de Enfermería  ha elevado a su informe e incluso lo llevará al Fiscal General del Estado para que “se persiga” esta “barbaridad”, esta “secta en estado puro”, según sus palabras. En Change.org ya hay una petición, impulsada por matronas y con más de 2.000 firmantes, para prohibir la las doulas. También hay, con menos firmas, una petición para pedir la regularización de las doulas. Aunque ha acusado a Sanidad no haber hecho nada hasta ahora y de haber permitido estas actividades con “nula sensibilidad”, González Jurado cree que su postura está variando.

FONTE: 20 minutos

http://www.20minutos.es/noticia/2378455/0/sanitarios-denuncian/informe-doulas/maternidad-secta/

Annunci

Rispondi

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione / Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione / Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione / Modifica )

Google+ photo

Stai commentando usando il tuo account Google+. Chiudi sessione / Modifica )

Connessione a %s...